INTERVENCIÓN DE RODOLFO DEL OLMO EN LA LIQUIDACIÓN DEL PRESUPUESTO 2021


No pretendemos enjuiciar el trabajo llevado a cabo por la intervención, que consideramos claro, conciso y exhaustivo, por lo que sí que quiero aclarar es que lo que analizamos y valoramos es la gestión del equipo de gobierno, que es lo que refleja la liquidación del Presupuesto del año 2021.


El documento es el resumen de lo que se ha hecho en el año 2021 y es una fotografía precisa. Si se hubiera presentado un proyecto de Presupuesto en vez de haber prorrogado el del año anterior mediante una resolución de alcaldía, habríamos podido debatir y establecer prioridades, consensuar actuaciones o hacer realidad ese discurso vacío del que tanto presumen de participación y transparencia.


A todo esto, hay que sumar que no han convocado, ni ustedes en los últimos tres años, ni sus correligionarios en los ocho años que gobernaron, ningún Pleno para debatir el estado del municipio.


La conclusión es que la única oportunidad para ejercer nuestro derecho como oposición de control de la acción de gobierno es este Pleno por lo que no podemos ni debemos perder la ocasión de valorar lo que la liquidación refleja.


No entraré en un análisis pormenorizado de aspectos concretos, aunque sí utilizaré alguno de ellos para que podamos entender cuestiones generales. Las cifras totales ya las han comentado todos los que me han precedido en el uso de la palabra así que solo recordaré que los derechos reconocidos, esto es, los ingresos de ese año, al margen del remanente de años anteriores era de algo más de 27 millones de euros, y las obligaciones de pago, es decir, los gastos, fueron de 25,5 millones, a los que hay que sumar un millón de remanente aplicado para gastos generales. De lo que se obtiene un resultado positivo de 2,8 millones de euros.


A lo largo del año 2021 se ha obtenido un remanente de 15,6 millones de euros, y ello a pesar de haber comprometido prácticamente la totalidad de los ingresos y el remanente para financiar inversiones y gasto corriente, lo cual parece verdaderamente mágico porque resulta que tras haber agotado los 27 millones del presupuesto prorrogado y haber agotado el remanente mediante 24 modificaciones presupuestarias, todavía se genera un remanente de estos 15,6 millones.


El informe matiza que de esa cantidad hay que deducir 4,4 millones de euros de saldos de dudoso cobro por lo que resulta un remanente de 10.353.474 euros a 1 de enero de 2022 y que a día de hoy, en el mes de julio, solo restan por comprometer 200.000 euros. Todo ello supone el máximo exponente de la liquidez de este Ayuntamiento que a principios de año ascendía a 14 millones de euros.


Quiero destacar algunas cuestiones: La primera referida al capítulo de la liquidación titulado “Valoración del plan de acción del ejercicio anterior” que incluye recomendaciones agrupadas en tres capítulos.


El primero es sobre contratos de servicio que aconseja eliminar demoras en el inicio de los expedientes de contratación y que concluye que en el año 2021 se han producido esas demoras en los contratos de limpieza de edificios, mantenimiento de alumbrado, centro de acogida animal y revista municipal. Sobre estos contratos de servicio considera el informe que el porcentaje de contratos menores muy elevado (el 31,5%) y tras esa recomendación en el año 2021 aún se tramitaron 737 contratos menores por un importe total de 2.053.489€.


El segundo es sobre contratos de obras recomienda que se “modificaran las previsiones para las que se haya aprobado el proyecto pertinente”, pero no parece que se haya tenido en cuenta dicha recomendación porque solo se ha podido ejecutar el 29% de las modificaciones.


Y el tercer grupo de recomendaciones se refiere a tercero a subvenciones y a la vista de la falta de ejecución de las subvenciones recomienda que “se adapten a la realidad de la actividad que se pretende subvencionar.” La conclusión es que no se ha hecho sí y la consecuencia es que el grado de ejecución es del 64,3%.


Estas tres cuestiones ponen de manifiesto lo que llevamos diciendo pleno tras pleno: falta gestión y para demostrarlo voy a señalar unos ejemplos, analizando la previsión inicial de algunos programas, las modificaciones realizadas y el remanente que ha resultado, encontrándonos que el remanente supera en algunos casos al importe de las modificaciones que se supone se hicieron para atender obligaciones.


Por ejemplo, en el programa 1360 de urbanismo, la previsión inicial era de 1,2 millones de euros, realizaron modificaciones por 1,3 millones y el remanente del programa es de 1.465.855€.


Podemos seguir con medioambiente, el programa 1700 hizo una modificación de 253.546€ y sobraron 245.932 o el programa 1710 de parques y jardines que se incrementó por modificaciones 241.240€ y sobraron 452.600.


En fin , podríamos seguir con otros programas como Atención Social, Protección Salud Pública, Escuela Infantil, Centros de Educación Primaria o Instalaciones Deportivas que contaba inicialmente con 1.750.410€, se amplió con 1.350.344€ y arroja un remanente de 1.055.173€.


Lo que importa es que la mala gestión hace que este ayuntamiento esté trabajando en vacío, como demuestra que la suma de todos estos remanentes es de más de 10,3 millones de euros.


Para terminar, quiero señalar que los habitantes de nuestro municipio sí atienden sus obligaciones fiscales con diligencia. La recaudación del capítulo I, los impuestos directos, supera las previsiones con la única excepción del IBI que ha quedado un 3,3% por debajo de la previsión. Hay además un dato importante: la concejala de Hacienda repite como un mantra védico que no puede hacer el presupuesto municipal por las incertidumbres que plantea la normativa sobre el valor añadido de los terrenos de naturaleza urbana, pues bien, en el año 2021 se ingresó por este concepto algo más de los previsto, pese a las devoluciones por sentencias judiciales. Lo que demuestra que sí se puede hacer un presupuesto y que además se acierta con bastante precisión y aún cuando no fuera así, habría margen a lo largo del ejercicio para introducir las modificaciones necesarias.


Y finalizo con algo que resulta sorprendente en un momento como el actual y es el incremento de recaudación por penalidades, que ha pasado de cero euros a 51.060€. O el incremento de las multas, las multas del concepto 392 han pasado de 95.000 a 154.066€, los recargos del 39200 han pasado de 3.000 a 18.000€, los recargos de apremio del 39211, de 125.000 a 238.095€, los intereses de demora, de 50.000 a 65.000 o el fondo de repoblación de árboles que pasa de 30.000 a 100.357€.


Incrementos que contrastan con la caída de otras partidas como la compensación de Telefónica que estaba prevista en 145.000 y solo se han reconocido 74.000€ o la recaudación por espectáculos que iba a ser de 120.000€ y se ha quedado en 79.000.


Y todo esto, solo es la punta del iceberg que muestra la liquidación del año 2021.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square