Please reload

Entradas recientes

El Partido Popular de Torrelodones da las gracias a las 4.302 personas que le han situado como el partido más votado en las pasadas elecciones naciona...

November 11, 2019

1/10
Please reload

Entradas destacadas

La degradación democrática de la vida política en Torrelodones (III)

May 30, 2018

En la actividad política, más allá del debate partidista hay hechos que resultan incontestables, especialmente cuando se da el infrecuente consenso entre partidos con posiciones ideológicas tan distantes como las que separan a Confluencia Ciudadana, PSOE, Ciudadanos o el Partido Popular. El proceso de degradación democrática al que nos ha llevado Vecinos por Torrelodones es un hecho que se viene denunciando mes tras mes, pleno tras pleno por todas las fuerzas políticas representadas en el Ayuntamiento.

 

Este proceso de degradación democrática se concreta fundamentalmente en tres aspectos

 

Finalizaremos, de momento, con el tercero de ellos:

 

 

LA DEGRADACIÓN ÉTICA DE LOS DEBATES.

 

El respeto a las formas en política es esencial, pero en Torrelodones hace tiempo que se ha perdido. Si la política es el espacio donde la palabra sustituye a la violencia para mejorar la vida de los ciudadanos, mal ejemplo estamos dando a nuestros vecinos cuando no somos capaces de respetar a quien no piensa como nosotros.

 

En el primer Pleno de esta legislatura, celebrado el 1 de julio de 2015, un concejal de Vecinos por Torrelodones, preguntó a la oposición, literalmente “¿…que si nos van a dar mucho la lata?”. Celebérrima frase, que era ya toda una declaración de intenciones. La labor de control de la oposición, iba a ser interpretada como “dar la lata”. Es difícil imaginar mayor falta de respeto y desprecio hacia la labor de los otros grupos políticos. Tras este amenazante arranque, durante muchos Plenos contemplamos atónitos el acoso verbal del Equipo de Gobierno a la concejala de Confluencia Ciudadana, lo que provocó que, pese a nuestras diferencias ideológicas, nos viéramos en la obligación moral de pedir públicamente el debido respeto para ella y el partido al que representa.

 

En la misma línea de degradación ética, durante un tiempo hemos tenido que soportar los ostensibles gestos de vómito realizados por una concejala de Vecinos por Torrelodones cada vez que uno de los concejales populares intervenía en los Plenos, sin que nunca haya sido llamada al orden por quien debería garantizar el respeto y la educación en los Plenos municipales.

 

Hemos tenido que soportar los ostensibles gestos de vómito

realizados por una concejala de Vecinos por Torrelodones

cada vez que uno de los concejales populares intervenía

en los Plenos, sin que nunca haya sido llamada al orden

 

 

Incluso esta misma concejala, algunos Plenos más tarde, insultó personal, grave y reiteradamente a otra de nuestro Grupo. La alcaldesa tampoco dijo nada en esta ocasión, haciendo una escandalosa dejación de funciones nuevamente, pero incluso cuando en el siguiente Pleno solicitamos explicaciones sobre el asunto, la alcaldesa dio un explícito apoyo a la concejala de su partido.

 

En este ambiente degradado a nadie le sorprendió que en el Pleno Juvenil el concejal de Medio Ambiente, cuando se trataba el asunto del sacrificio de los jabalíes, intoxicase a nuestros jóvenes afirmando falsamente  “… tuvimos una gran presión y una gran cantidad de insultos y de barbaridades, por parte de todos los partidos políticos de la oposición…”. Cuando en el Pleno municipal exigimos explicaciones y requerimos al concejal para que sustanciase sus graves acusaciones, especialmente graves por haberlas hecho en presencia de jóvenes estudiantes menores de edad, no conseguimos que concretase ni quien ni qué tipo de insultos recibieron, como no podía ser de otra manera, pues dichos insultos tan solo pudieron existir en su imaginación.

 

El resumen de estas reflexiones, es tan triste como evidente. Primero, en los Plenos no se trata ningún asunto de interés. La gestión real de los asuntos municipales ha sido secuestrada en un club privado, que son las Juntas de Gobierno Local, sin actas del debate, sin la oposición y sin los vecinos. Segundo, todos los grupos de la oposición hemos sido expulsados de los órganos de representación y el hermetismo es la norma en la gestión del Equipo de Gobierno. Tercero, lo poco e intrascendente que se nos permite debatir en los Plenos, lo hacemos en un ambiente de botellón arrabalero, entre amenazas, provocaciones, gestos chabacanos, insultos personales y mentiras evidentes. Esta es la gran aportación, fin de fiesta, de Vecinos por Torrelodones, la nueva forma de hacer política con la que venían a dar lecciones a los demás Es una pena que, en tan poco tiempo, Vecinos por Torrelodones se haya deslizado por la pendiente de una degradación ética, tan acusada. ¡Qué poca calidad democrática destila la gestión de su mayoría absoluta!

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Buscar por tags